Alumnos
Qué es el Revit y cuáles son sus principales beneficios

Qué es el Revit y cuáles son sus principales beneficios


 

Antes de empezar a hablar de Revit, tenemos que entender primero que es BIM.

BIM es la sigla en inglés de “Building Information Modeling” o modelado de información de construcción que, simplemente es una base de datos de los elementos constructivos que conforman un proyecto. Este proyecto está sustentado por un software de modelado de edificios, por ejemplo: Revit.

Por lo tanto, Revit es una plataforma que permite construir modelos 3D digitalmente. Mas allá de esta acepción, Revit no es solo un software de diseño 3D, sino que es una nueva manera de pensar el proyecto, y especialmente el proceso de diseño de este.

Revit plantea tres variantes del programa, Revit Architecture, Revit Structure y Revit MEP, con las que permite desarrollar proyectos abarcando todas las partes y etapas de la construcción de un edificio. Utilizar tecnología BIM tiene sus beneficios, entre los cuales destacan:

Metodología de trabajo: BIM es una metodología de trabajo colaborativa que permite a arquitectos, ingenieros y constructores a trabajar de manera coordinada y centrando toda la información en un mismo modelo tridimensional.
Este modelo contiene toda la información de cada uno de los elementos que lo conforma, optimizando procesos según la disciplina.

Reducción de tiempos: Con el modelo tridimensional se obtienen de un modo ágil y en un entorno coordinado toda la documentación del proyecto: planimetría, detalles constructivos, diseño estructural, trazado de instalaciones, planillas e incluso imágenes finales de gran calidad.
Minimización de errores: Se puede utilizar la información contenida en el modelo para mejorar el diseño antes de que sea construido.
Además, BIM permite realizar todo tipo de simulaciones, detectando colisiones y conflictos entre las partes del edificio.

Eficiencia y sostenibilidad: A través de BIM se hace posible determinar el impacto energético de los materiales que van a utilizarse en un proyecto de construcción. Es posible obtener todo tipo de análisis: asoleamiento, rendimiento energético, integridad estructural, entre otros.
Cómputos y Costos: BIM automatiza la tarea de cuantificación favoreciendo el ajuste y la optimización de costos. El modelo 3D reconoce cada uno de sus elementos inteligentes que contienen información, permitiendo así realizar estimaciones de presupuesto de una manera más efectiva, ya sea a nivel global o de cada una de sus etapas.
Gestión y mantenimiento: Se puede utilizar el modelo BIM para obtener datos de mantenimiento del edificio una vez que ha sido construido. También se pueden gestionar futuras remodelaciones o ampliaciones, incluso programar y organizar la demolición del mismo una vez finalizado su ciclo de vida.
Es evidente que la práctica arquitectónica está evolucionando y BIM ha llegado para quedarse, y si bien, no se trata de abandonar los procesos antes utilizados, es fundamental hacer este salto hacia el futuro de lo que la construcción implica.

BIM se expande rápidamente y cada vez son más las posibilidades que esta tecnología permite. Su posible vinculación con otros programas de diseño y tecnologías emergentes, catapultan a Revit como la herramienta más poderosa para los equipos de diseño y construcción.




Escrito Por:

Guillermo Anzalaz

Arquitecto egresado de la Universidad Nacional de La Rioja. Desempeñó tareas inherentes al título en oficinas gubernamentales de esa ciudad y en diferentes estudios de Arquitectura. Actualmente tiene su propio estudio realizando proyectos, obras y asesoría general. Se encuentra realizando una Maestría en Diseño Arquitectónico y Urbano en la Universidad Nacional de Córdoba. Realiza diversas adscripciones en la Universidad Católica de Córdoba. También integra un equipo de investigación de esta misma casa de estudios.
 



Instrumenta Informa


Ver mas

Formación