Alumnos
Recursos Humanos y su rol actual en las empresas

Recursos Humanos y su rol actual en las empresas


 

El rol de los responsables de recursos humanos dejo de ser una mera cuestión administrativa y apunta mucho mas a la importancia de mantener y cuidar las relaciones. Ocupar este puesto requiere crecer en nuestra inteligencia emocional y poner el foco en la comunicación con cada una de las personas que integran nuestra organización.
Cuando comencé a estudiar recursos humanos allá hace bastantes años atrás, nos enseñaron que lo importante era la motivación y analizábamos sobre ¿Cómo motivar al equipo de trabajo?... Cuando en realidad la motivación es algo propio de cada uno, no puedo generarla de forma estandarizada, porque el ser humano no es estático, hoy no soy la misma persona que ayer, dado que tome los aprendizajes que me va dejando lo vivido.

Entonces con el tiempo entendí que lo que sí puedo hacer es aprender a escuchar al otro, lo que me dice y lo que no me dice, aprendí a conversar, a tener la apertura suficiente para que mi colaborador se sienta libre de ser, de mostrar, de proponer y entonces solo allí él mismo podrá decirme como se sentiría motivado en el trabajo.

Pero que pasa, no siempre podemos ser “los salvadores” … (eso que viene un poco innato en el alma de los que nos dedicamos a hacer RRHH) y cuando salís a la realidad, te encontrás en un rol de intermediario, donde entendés al dueño de la empresa o las necesidades de la misma para ser rentable, pero también escuchas los pedidos no resueltos de los empleados.

Algunos tips para diferenciarnos en nuestro trabajo como RRHH son:

Trabajar sobre nuestra escucha: Las nuevas generaciones nos exigen relaciones más sinceras y humanas, donde no hay lugar para la soberbia y la distancia. El saber escuchar a los dueños y encargados de cada área es fundamental para trabajar sobre las expectativas (puesta en palabras, y no que queden en el aire). Como así también es importante escuchar a nuestro colaborador, para mantener los talentos en la empresa y saber qué les importa y cuáles son los posibles conflictos que no vemos.

Armar Beneficios acordes a lo que se espera: Se las llama también Propuestas de Valor para el Empleado (PVE), para saber que beneficios ofrecer, primero debo aprender a escuchar, como decíamos en el punto anterior, porque lo que para uno es considerado un beneficio, puede ser que para otro no lo sea. Una PVE personalizada hace a la diferencia.

Buscar razones medibles: A la hora de plantear un cambio debemos considerar que las empresas no viven del aire, y es sabido que como recursos humanos para defender una idea debemos manejarnos con hechos claros, que justifiquen los cambios que proponemos. Ahora bien, aparte de esto, hoy es necesario no dejar de lado el cambio generacional, las exigencias de las nuevas culturas y cuáles son los resultados que se esperan con lo que consideramos implementar.

Ser Honestos: Cuanto más sinceros seamos como empresa, más las personas se sentirán parte de su cultura. Ser honestos no se trata solo de mostrar lo que quiero de mí, si no SER Acompañar desde RRHH a esa autenticidad hace a la diferencia en el trato y en dar claridad en los procesos.

Espero te sirvan estas ideas…

¿Qué otras ideas podrían mejorar nuestro rol?

En conclusión, lo fundamental de este trabajo es ser flexibles y adaptarnos a las necesidades que el mundo actual plantea, aportando un verdadero valor en la comunicación con las personas sea cual sea el rol que ocupen en nuestra empresa.

¡Nos vemos en el próximo articulo!



Escrito Por:


Mariana Giraldez

Licenciada en RRHH y en formación como Coach Ontológica Profesional. 10 años de experiencia en Pymes como profesional de recursos Humanos. Actualmente Socia de la Consultora EnGiro.



Instrumenta Informa


Ver mas

Formación